Postula tu caso
Colombia / Fundaciones

Fundación WWB
Equidad de género y oportunidades de desarrollo

La Fundación WWB, de la mano de su Banco W, busca fortalecer las capacidades personales y empresariales de las mujeres con su programa Yaru, enfocado principalmente en las microempresarias y emprendedoras de subsistencia que se encuentran en situación socioeconómica vulnerable. La fundación avanza de una filantropía tradicional a una más estratégica que contempla inversiones de impacto, cubriendo todo el continuo de capital.

ANTECEDENTES Y CONTEXTO

De acuerdo con un reciente boletín del Observatorio para la Equidad de las Mujeres (OEM) publicado en 2020, “las mujeres en Colombia y, por ende, en el Valle del Cauca, están relegadas sistemáticamente a la esfera privada; lo cual se traduce en que su tiempo de trabajo es, en buena medida no remunerado, y que, por tanto, su fuerza de trabajo no es tenida en cuenta en la medición de la generación de la riqueza en el país”1.

Esta realidad las ha mantenido distantes del sector productivo en comparación con los hombres, al punto de que aún hoy tienen una participación menor en el mercado laboral colombiano y una ocupación sustancialmente mayor en las labores del hogar. En Cali, la tercera ciudad más poblada de Colombia, la diferencia en la tasa de ocupación entre hombres y mujeres en 2019 fue de 15,6 %, lo cual evidencia las mayores dificultades de acceso a un empleo para la población femenina2.

Con el propósito de acercar a las mujeres al desarrollo económico a partir de la inclusión financiera, en 1982 se creó la Fundación WWB, por iniciativa de un grupo de mujeres líderes del sector financiero en Cali. Con sus propios recursos decidieron impulsar esta iniciativa en un contexto donde no existían oportunidades de microfinanzas y menos para mujeres.

Las mujeres en Colombia y, por ende, en el Valle del Cauca, están relegadas sistemáticamente a la esfera privada; lo cual se traduce en que su tiempo de trabajo es, en buena medida no remunerado.
Esta organización fue de las primeras cinco entidades microfinancieras –y la primera en Latinoamérica– en hacer parte de la red Women’s World Banking (de donde deriva su nombre), red mundial de microfinanzas con enfoque en mujeres y cuyo principal propósito es permitir el acceso al microcrédito. A partir de esta iniciativa comenzaron a nacer otras entidades como la Fundación de la Mujer, la Fundación Mundo Mujer y la Corporación Mundial de la Mujer.

La fundación funcionó con este modelo de microfinanzas hasta 2011, cuando alcanzó un crecimiento nacional. En ese momento se tomó la decisión de seguir los pasos de otras entidades similares que constituyeron bancos. No obstante, la Fundación WWB no se convirtió en banco sino que creó una entidad independiente, el Banco W, manteniendo el 86 % de sus acciones. Como fundación continuó centrando sus acciones en la disminución de las brechas de desigualdad para las mujeres y la promoción de su participación activa en el desarrollo económico.

Apalancándose en el banco para garantizar la sostenibilidad, la fundación impulsa “a emprendedoras de escasos recursos en Colombia, para contribuir a su transformación en mujeres autónomas y capaces de tomar las decisiones adecuadas para construir un proyecto de vida digno y mejorar su nivel socioeconómico y el de sus familias”3.

1 Observatorio para la Equidad de las Mujeres (OEM) (2020). La autonomía económica en las mujeres del Valle del Cauca: una problemática ocvulta en nuestra realidad. Boletín No. 4, marzo de 2020. Consultado aquí
2 Cifras obtenidas de la Gran Encuesta de Hogares (2019) citada por el Observatorio para la Equidad de las Mujeres (OEM).
3 Fundación WWB. Historia Consultado aquí

DESCRIPCIÓN

La Fundación WWB Colombia trabaja sobre tres pilares: personas, conocimiento y negocios (inversiones de impacto social), enfocados en las microempresarias y emprendedoras de subsistencia que se encuentran en situación socioeconómica vulnerable. Escoge este segmento ya que las mujeres tienden a cerrar los círculos de pobreza, pues cuando cuentan con utilidades, las invierten tres veces más que los hombres en educación, salud y nutrición para su familia4.

Pilares de la Fundación WWB
Personas Buscan fortalecer las capacidades personales y empresariales de las mujeres emprendedoras para mejorar su autonomía personal y económica a través de la implementación de iniciativas formativas y de aprendizaje por medio de canales presenciales y virtuales, en cuatro áreas del conocimiento: Emprendimiento, Alfabetización Digital, Educación Financiera y Liderazgo.
Conocimiento Promueve la generación, difusión y apropiación de conocimiento sobre las principales brechas de desigualdad que afectan a las mujeres con el fin de incidir en diferentes instancias para su disminución.

El Fondo Fundación WWB Colombia para la Investigación apoya económicamente el desarrollo de los trabajos de campo de estudiantes de maestría, doctorados y grupos de investigación que aborden retos relacionados con el emprendimiento liderado por o con la participación de mujeres5. Tiene un especial enfoque en la realidad de las mujeres rurales del Cauca y del Valle del Cauca, al sur occidente de Colombia . La primera colocación del Fondo se realizó con una bolsa de aproximadamente US 333.000.
Negocios Trabaja en la identificación y definición de proyectos de inversión que generen impacto social y que promuevan el cierre de brechas de desigualdad para las mujeres6. Es desde este frente que se promueven inversiones en otras iniciativas como por ejemplo el Fondo Pionero de Acumen y el programa de Bonos de Impacto Social liderado por la Fundación Corona.

La fundación establece alianzas con terceros con el fin de actuar de forma sinérgica en el logro de resultados. Actualmente trabaja con cerca de 50 aliados tanto en el Valle del Cauca como en los ámbitos nacional e internacional.

5 Fundación WWB. Conocimiento Disponible aquí
6 Fundación WWB. Qué hacemos Disponible aquí

Fortalecimos la toma de decisiones de inversión acogiéndonos a los estándares internacionales de manejo de recursos al convertirnos en signatarios PRI (Principles for Responsible Investment), siendo la primera y única fundación en Colombia y América Latina (exceptuando Brasil) en ser parte de esta red internacional.”

Daniela Konietzko
Presidenta de la Fundación WWB

IMPLEMENTACIÓN

La combinación de los tres pilares mencionados permite una mayor eficiencia y fortalece la visión colaborativa. La fundación ejecuta en forma directa los programas de capacitación que están en el centro de la actividad misional y coordina y articula las iniciativas que adelanta con sus aliados. El programa Ruta Yarú, dentro del pilar Personas, es un camino integral que ofrece a las emprendedoras oportunidades para su crecimiento económico.

La implementación de los programas de la fundación se financia en su totalidad con recursos propios, provenientes de los rendimientos de las inversiones estratégicas de la organización, las cuales garantizan la sostenibilidad en el mediano y largo plazo.

El programa Ruta Yarú dentro del pilar Personas, es un camino integral que ofrece a las emprendedoras oportunidades para su crecimiento económico.

Financiamiento a la medida

En la Ruta Yarú se realiza un proceso de identificación de proyectos productivos o emprendimientos con alto potencial de crecimiento para ingresar al programa de capital semilla Tu inversión con propósito. Tales emprendimientos se acompañan durante aproximadamente seis meses con asesores empresariales para definir un proyecto de inversión y el plan de acción del negocio para su crecimiento. Al finalizar el proceso, se les otorga un capital semilla de entre USD 1400 a USD 5560 de acuerdo con el proyecto de inversión proyectado no reembolsable.

El programa de mentoría Voy de la mano, el cual incluye el acompañamiento de mentores expertos y de amplia trayectoria para lograr las transformaciones en el emprendimiento, ofrece algunos incentivos financieros a sus participantes con montos más bajos: USD 550 aprox. también no reembolsables.

La fundación trabaja además en una estrategia de inversiones directas, para la cual plantea vehículos híbridos que contemplen capital accionario, deuda, deuda convertible y blended finance, con un enfoque especial en Fintech7. Son inversiones de impacto que buscan aprovechar los recursos del fondo patrimonial de la fundación para seguir generando impacto social y ambiental mientras se genera una rentabilidad equiparable a una inversión moderada.

Apoyo no financiero

El programa Yarú parte de la comprensión de las desigualdades de género como realidad que configura vulnerabilidades en la vida de las mujeres, reduciendo su autonomía económica y personal.

De acuerdo con la teoría de cambio del programa, lo que ocasiona riesgos, desigualdades y desventajas en los contextos inmediatos de las mujeres es la dificultad de acceso a recursos estratégicos (educativos, económicos, sociales), los cuales reducen sus posibilidades para tomar decisiones sobre sus vidas e influir positivamente sobre la vida de su núcleo cercano.

Yarú fue diseñado bajo el concepto de gamificación (aprender jugando). Con él se busca el desarrollo de la persona y el fortalecimiento de sus negocios y las relaciones con su entorno, bajo la idea de que “el reflejo del negocio es el reflejo de uno mismo”. En este proceso de formación (un año en cuatro niveles) se abordan temas como liderazgo, emprendimiento, alfabetización digital y educación financiera, apoyados por charlas, talleres, juegos y asesorías empresariales8.

El programa de mentoría Voy de la mano, incluye el acompañamiento de mentores expertos y de amplia trayectoria para lograr transformaciones en el emprendimiento.
Toda esta ruta es acompañada por una formación complementaria en aspectos de finanzas personales, con el curso Manejo exitoso del dinero (presencial o virtual) y la aplicación móvil gratuita Miga, con los cuales se trabajan temas de presupuesto, deuda, ahorro y toma de decisiones financieras a partir de la información y la generación de mejores hábitos.

Estos programas van de la mano y se complementan con otras iniciativas que atienden problemáticas relevantes de sus beneficiarias, como el de mentoría Voy de la mano, o la estrategia de prevención de violencia basada en género Ofelia no está sola.

8 Fundación WWB. Conocimiento. Consultalo aquí

RESULTADOS

Para la Fundación WWB la medición es un aspecto muy importante, pues además de visibilizar los logros, permite generar información que puede ser el inicio de proyectos de investigación, insumo para otras organizaciones, creación de recomendaciones de política pública y mejoramiento continuo de sus procesos. La medición incluye los ODS como marco de referencia para el reporte de resultados.

Parte de una línea de base y un seguimiento hasta finalizar el proceso, a fin de entregar un análisis completo que defina las condiciones de inicio, los aspectos en los que se presentaron cambios significativos y aquellos en los que no se reflejan cambios de estas características. Además, se incorporó una fase de medición post que permite identificar los efectos de la formación ofrecida por la fundación.

Entre 2012 y 2019 se han atendido 12.759 personas en 10 municipios del Valle del Cauca. Se han realizado 121 procesos de mentoría a emprendedoras, 43 de ellas beneficiados con capital de trabajo. El Fondo0 WWB para la Investigación ha financiado 17 proyectos con una inversión superior a USD 300.000 aprox.

Para la Fundación WWB la medición es un aspecto muy importante, pues además de visibilizar los logros, permite generar recomendaciones de política pública y mejoramiento continuo de sus procesos.
Además, se apoyó la conformación y financiación del Observatorio para la Equidad de la Mujer del Valle del Cauca y se han realizado tres inversiones de impacto social.

Fundación WWB es la primera en Colombia y América Latina (exceptuando Brasil) en ser parte de la red internacional PRI (Principles for Responsible Investment) y realiza trabajo cercano con más de 80 aliados institucionales.

La estrategia de prevención de violencias basadas en género Ofelia no está sola ha logrado llegar directamente y por medio de aliados a más de 5000 mujeres en Colombia y en la actualidad se desarrolla un convenio con la Alta Consejería para la Equidad de la Mujer de la Presidencia de la República, en alianza con diez secretarías departamentales, para formar orientadores, distribuir material didáctico y actualizar el directorio de entidades de apoyo para las mujeres afectadas por violencia.

APRENDIZAJES Y PERSPECTIVAS

La experiencia lograda en estos años de trabajo le permite afirmar a la Fundación WWB Colombia que trabajar en el cierre de brechas de desigualdad para las mujeres y promover su participación activa en el desarrollo económico es el mejor camino para aprovechar su potencial transformador en bien de la sociedad.

En este propósito ha sido clave el acompañamiento de la junta directiva en el desarrollo de los proyectos y su disposición a experimentar y aprender de los errores, a fin de lograr que sean eficientes, eficaces, replicables, escalables y sostenibles. Las directivas de la fundación también destacan que contar con un equipo humano que cree en el poder de las intervenciones que realiza resulta fundamental en este tipo de procesos.

Trabajar de la mano con otras organizaciones que tienen el mismo propósito les ha permitido una coordinación de esfuerzos, a fin de no invertir el mismo peso en el mismo beneficiario con apuestas similares.

Trabajar de la mano con otras organizaciones que tienen el mismo propósito ha permitido no invertir el mismo peso en el mismo beneficiario con apuestas similares.
Su proceso de planeación estratégica a largo plazo, con el que definió de forma más clara una teoría del cambio que reconoce una temáticas estratégicas, identifica las capacidades que tiene la organización, las que debe desarrollar para su propósito misional y la relevancia del seguimiento mediante indicadores que permitan dar cuenta del logro de sus objetivos.

La fundación cuenta hoy con tres inversiones de impacto social realizadas de forma indirecta en fondos como Limited Capital Partners Fund, que tiene inversiones en instituciones microfinancieras en diferentes lugares del mundo, también enfocadas en la inclusión financiera de las mujeres; Fondo ALEG de Acumen y en el segundo Bono de Impacto Social, realizado en Cali (ver caso Fundación Carona en este estudio).

Sí, estas inversiones de impacto social son consideradas capital paciente, son más largas, pero nos demuestran que puede convivir la rentabilidad económica con la rentabilidad social.”

Daniela Konietzko.
Presidenta de la Fundación WWB

El futuro determina para la fundación el reto de consolidar una política de inversiones de impacto a lo largo del continuo de capital- con perspectiva de género y convertirse en un actor relevante en este tipo de iniciativas, que en Colombia aún parecen tímidas.

Como consecuencia de la actual coyuntura provocada por el COVID-19, la fundación lanzó en el mes de julio de 2020 un plan llamado Reactívate, para 10 municipios del Valle del Cauca. Está dotado con más de USD 1.600.000 aprox., con el cual se atenderán alrededor de 3000 emprendedores y sus familias buscando la reactivación de sus emprendimientos y la recuperación de sus ingresos en el corto y mediano plazo.


Regístrate para recibir el informe completo y los casos estudiados.