Postula tu caso
Argentina / Family office

Puerto Asís Investments
La plataforma de inversión con propósito que opera en un continuo de capital

Puerto Asís Investments es una plataforma argentina de inversiones con propósito que opera a través de diferentes estrategias en un espectro continuo de capital. Invierte para crear oportunidades, empoderar las personas y transformar problemas en soluciones innovadoras, escalables y sustentables. Como family office gestiona, con una visión global y de largo plazo, la preservación y crecimiento del patrimonio, buscando además potenciar en los miembros de la familia la vocación emprendedora, la innovación y el compromiso.

ANTECEDENTES Y CONTEXTO

El mandato de venture philanthropy es una evolución a partir de todo nuestro aprendizaje y recorrido en inversión social, generación de bienes públicos e inversión de impacto. Nos permite capturar todo ese valor que identificábamos muchas veces en ideas con alto potencial de trasformación y en las que no podíamos invertir bajo el mandato de impacto por tratarse de iniciativas en estadíos muy tempranos y con expectativas de retorno por debajo de mercado. Empujar un nuevo mandato como el de Venture Philanthropy nos dio mucho sentido para mantener el foco y la rigurosidad de cada mandato.”

Fabiana Oliver
Head of Impact & Sustainability

En la década de 1960 la familia Roman comenzó su historia de liderazgo en el sector de transporte y montaje de grandes componentes a través de su primera compañía, CSM, que participó en las mayores y más complejas obras de infraestructura de la Argentina. En los últimos años se enfocó en especial en el transporte y montaje de parques eólicos y centrales térmicas. En 1995 fundó International Trade Logistics (ITL) el primer puerto privado de contenedores de la Argentina y en 2008 la familia concretó una asociación estratégica con PSA (Port Singapur Authority), uno de los mayores operadores del mundo, quienes eligieron a la Argentina y a ITL para su desembarco en la región. A partir de ese momento se crea Organización Román para gestionar el patrimonio como un proyecto multigeneracional, evolucionando –después de más de diez años de experiencia- a la actual plataforma de inversiones con propósito: Puerto Asís Investments.

A lo largo de toda su trayectoria la familia ha tenido la vocación de contribuir a solucionar los problemas sociales de su entorno impulsando y financiando iniciativas junto a socios estratégicos para generar mejoras concretas en la comunidad. La prioridad la ha enfocado en la promoción del acceso a infraestructura básica y el desarrollo de las personas en torno a la educación, la salud y las oportunidades de trabajo. Hoy, desde su plataforma de inversiones con propósito, Puerto Asís Investments, continúa con este compromiso, trazando una senda innovadora de impacto a través de la manera en la que crea valor con cada inversión que realiza.

DESCRIPCIÓN

Puerto Asís Investments busca contribuir a una economía competitiva, responsable y equitativa, a través de la inversión en negocios con renta y con propósito. Con este objetivo invierte bajo una lógica de continuo de capital y ha diseñado su portafolio con una exposición diversificada en distintas estrategias, sectores y geografías. Según el mandato, se asumen distintos perfiles de riesgo, retorno e impacto.

Gráfica 1: Estructura de un Bono de Impacto Social

Su estrategia está presente tanto en el portafolio de capital privado (private equity), comprometiendo a las empresas en las que ha invertido con temas de sustentabilidad, como en su mandato de capital de riesgo (venture capital), bajo el que han impulsado un mandato de inversión de impacto enfocado exclusivamente en soluciones de mercado que atiendan desafíos sociales o ambientales y, más recientemente, en su mandato de venture philanthropy (inversión por impacto), con el objetivo de apalancar modelos disruptivos de alto impacto social.

A lo largo de toda su trayectoria la familia ha tenido la vocación de contribuir a solucionar los problemas sociales de su entorno impulsando y financiando iniciativas junto a socios estratégicos para generar mejoras concretas en la comunidad.

Esta mirada del continúo de capital es el resultado de un proceso de constante evolución, y refleja la permanente atención no solo a las necesidades y vocación de los miembros de la familia, sino también a las tendencias globales en materia de inversión.

Las inversiones de Puerto Asís Investments, sin importar su enfoque, están alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y, por ello, promueve la contribución de cada inversión a alguna de las más de 170 metas a las que interpelan los ODS de cara al 2030.

Con este marco, Puerto Asís Investments diseñó su teoría del cambio con foco en:

  • Ser pionera en la práctica de creación de valor de largo plazo en todo el continuo de capital, asumiendo distintos perfiles de riesgo, retorno e impacto.

  • Canalizar parte del capital hacia nuevos modelos de negocio dirigidos a la solución de problemas sociales o ambientales críticos, mostrando cómo el mercado puede cerrar la brecha que no puede resolver los recursos finitos disponibles de los gobiernos y la filantropía.

  • Definir patrones que expliquen cómo las inversiones realizadas tienen un impacto positivo en la sociedad y en el planeta en la medida en que contribuyen a los desafíos globales establecidos en los ODS.

  • Ayudar a fortalecer un ecosistema inversor y emprendedor que integre en sus procesos de toma de decisiones y en la implementación de sus negocios la perspectiva de la sustentabilidad y del impacto.

Como familia elegimos inversiones con propósito porque valoramos la creación de valor compartido, queremos que nuestro sistema económico, social y ambiental sea sostenible para las generaciones futuras y buscamos un mayor nivel de conciencia en el mundo de los negocios”.

Karina Roman
Chair, Puerto Asís Investments.

IMPLEMENTACIÓN

Este estudio de caso se concentra en la implementación y gestión del mandato de venture philanthropy de Puerto Asís Investments. Este mandato se suma a la plataforma de inversiones como resultado de las lecciones aprendidas en más de diez años de filantropía y el recorrido de los últimos tres haciendo venture capital de impacto.

Puerto Asís Investments ganó mucha experiencia al gestionar durante una década junto a socios estratégicos más de treinta iniciativas filantrópicas. Su foco de acción estuvo orientado por un lado a la promoción del desarrollo de las personas a través de tres pilares: educación, empleabilidad, hábitat, y por otro, a la mejora de la calidad institucional en el país (gestión pública y empoderamiento ciudadano) que como resultado devinieron en la creación de numerosos bienes públicos.

En esta cartera de proyectos invirtieron más de USD 2 millones y lograron movilizar una inversión adicional de alrededor de USD 22 millones, a partir del trabajo en alianza con más de 350 actores de diferentes sectores (gubernamentales, organismos internacionales, organizaciones de la sociedad civil, sector privado y academia).

Paralelamente, la vocación de encontrar soluciones de mercado que pudieran abordar de manera sostenible desafíos sociales o ambientales, la motivó a explorar otros modelos de inversión. Así, alineados con una tendencia global –aunque incipiente en el país-, en 2017 decidió destinar capital a buscar oportunidades de inversión de impacto.

Desde este mandato Puerto Asis Investments ya ha invertido en cinco start ups que nacieron con el propósito de resolver desafíos sociales y están en estadíos en los que buscan expandir sus negocios al mercado regional y/o global. Con una lógica de capital de riesgo, en los próximos tres años Puerto Asís Investments aspira a completar un portafolio diversificado de alrededor de veinte compañías en distintos sectores (hasta ahora ha invertido en salud, educación y empleabilidad, todas ellas con un fuerte anclaje tecnológico).

A partir de esta trayectoria y junto con los aprendizajes acumulados en ambas estrategias continuó explorando modelos alternativos de inversión. En este sentido, resultó atractiva la posibilidad de invertir en modelos disruptivos de alta innovación, capaces de cambiar las reglas de juego en una problemática social o ambiental y que, desde su diseño, contemplaran su sostenibilidad. Iniciativas claramente de impacto, pero que no permitían encuadrar la inversión bajo el mandato de venture capital de impacto (estadios muy tempranos y expectativas de retornos financieros por debajo de mercado).

Para capturar la posibilidad de crear valor a través de la inversión en este tipo de proyectos, en 2018 decidió sumar un nuevo mandato, el de venture philanthropy (inversión por impacto), ampliando el continuo de capital de la plataforma.

Su foco de acción estuvo orientado por un lado a la promoción del desarrollo de las personas a través de tres pilares: educación, empleabilidad, hábitat y por otro, a la mejora de la calidad institucional en el país.

El perfil de este mandato está delineado principalmente por los siguientes atributos:

  • Buscar oportunidades de inversión de alta innovación y disrupción lideradas por equipos emprendedores con foco en el problema y orientados a resultados, pues allí radica su capacidad de transformación.

  • Asumir riesgo en razón de esa innovación, considerada como capaz de “mover fronteras” pero aún no probada.

  • Acompañar con capital paciente y asistir con instrumentos delineados a la medida de las necesidades y características de cada oportunidad de inversión.

  • Aportar apoyo no financiero. Resulta muy valorado estar cerca de los emprendedores en diferentes instancias de crecimiento de la compañía.

  • Monitorear y medir el impacto para generar información sobre la trazabilidad de la transformación, que permita que la iniciativa escale o sea replicada.

  • Promover escenarios de colaboración y creación de infraestructura del ecosistema social.

La expectativa de retorno financiero bajo este mandato de venture philanthropy (inversión por impacto) se diferencia del resto de los mandatos de inversión, pues se espera recuperar el capital invertido más una tasa que puede estar por debajo del mercado. En cuanto al retorno generado, la vocación es reinvertirlo en nuevas oportunidades.

Resultó atractiva la posibilidad de invertir en modelos disruptivos de alta innovación, capaces de cambiar las reglas de juego en una problemática social o ambiental y que, desde su diseño, contemplaran su sostenibilidad.

Financiamiento a la medida

Desde el mandato de venture philanthropy (inversión por impacto) ya se ha invertido en dos iniciativas y se está evaluando una tercera. Por ejemplo, bajo este mandato se invirtió en el primer Bono de Impacto Social de Argentina, en octubre de 2018.

La experiencia internacional demostraba las eficiencias que generan estas herramientas en el uso del recurso público, los impactos que tienen los programas sociales al estar orientados a resultados y la innovación, al cambiar la lógica de abordaje de la agenda social. De allí la vocación de participar como inversionista en la primera experiencia en el país.

Luego de casi un año de estructuración, en octubre de 2018 se lanzó esta herramienta de articulación pública–privada denominada Vínculo de Impacto Social (VIS) junto con otros inversores –IRSA (Inversiones y Representaciones Sociedad Anónima), Banco Galicia, Banco Ciudad y un inversor privado-, el BID Fomin y la Secretaría de Planeamiento Estratégico del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Sus objetivos se orientaron a promover mejores condiciones de empleabilidad y a contribuir a la inserción laboral de jóvenes de barrios vulnerables de la ciudad.

El diseño del modelo de trabajo contempló la participación de cuatro ONG especialistas en la temática que están a cargo de la ejecución del programa durante dos años y en la medida que se van alcanzando los resultados establecidos el gobierno paga a los inversionistas (quienes adelantaron sus fondos para financiar la implementación del programa).

La experiencia internacional demostraba las eficiencias que generan estas herramientas en el uso del recurso público, los impactos que tienen los programas sociales al estar orientados a resultados y la innovación, al cambiar la lógica de abordaje de la agenda social.

Se alcanzó un universo de más de 1000 jóvenes entre 17 y 24 años, que representan el segmento de población con más alta tasa de desocupación. Estos jóvenes se capacitan en habilidades técnicas y socioemocionales, y reciben orientación y apoyo para la inserción laboral.

El programa se encuentra en etapa de implementación, por lo tanto aún no se cuenta con una evaluación de impacto de la iniciativa. Sin embargo, a través de los espacios creados para compartir aprendizajes entre los diferentes actores que participan del VIS se fueron capitalizando algunos logros, por ejemplo el involucramiento de los equipos del Estado, el rol de las organizaciones de la sociedad civil especializadas, que demostraron una fuerte capacidad de adaptación a las circunstancias adversas en aras de lograr los objetivos y el compromiso y el riesgo asumido por los inversores.

Durante su ejecución el VIS ha tenido que sortear contextos macroeconómicos adversos, más el crítico escenario global de la pandemia en 2020, y aun así se ha logrado sostener el programa con una tasa de éxito de inserción del 32 %, muy superior a las tasas de éxito registradas para otros programas de empleo durante 2017.

A pesar de las adversas condiciones macroeconómicas que la Argentina transitó a lo largo de 2019 y 2020, y del tremendo impacto de las medidas gubernamentales en respuesta a la crisis sanitaria provocada por la pandemia, el éxito del programa en la consecución de sus objetivos ha permitido continuar con el desarrollo del proyecto, capitalizando los aprendizajes y replicándolos a futuro en otros contratos por resultado en el país o en la región.”

Milton Hahn
Head of Investments.

Apoyo no financiero

Una característica que atraviesa todo el continuo de capital es el acompañamiento integral a las compañías, pues el aporte va más allá del capital invertido. Puerto Asis Investments conoce el valor de contribuir en diferentes instancias de crecimiento de la compañía. Su estrategia de acompañamiento es a medida, responde a las necesidades de cada equipo o a cada etapa en la que se encuentra la compañía. Por lo tanto la demanda difiere caso a caso y el abanico de acompañamiento que realizan es amplio e incluye, por ejemplo:

  • Participar en la toma de decisiones estratégicas.

  • Aportar en la definición de estrategias de gobernanza.

  • Colaborar en el refinamiento de los modelos de negocios.

  • Dar soporte en la implementación de modelos de gestión financiera.

  • Asesorar en la definición de indicadores de impacto, su monitoreo y evaluación.

  • Mejorar las redes de contactos.

RESULTADOS

La plataforma de inversiones fue evolucionando en la última década, sumando nuevos mandatos y asumiendo la vocación de dar cuenta de la creación de valor a lo largo de todo el continuo de capital. Dada la diversidad de estrategias de propósito se eligió enmarcar esa creación de valor dentro de los ODS porque brinda un lenguaje global y facilita el entendimiento a la hora de interactuar con diferentes sectores (otros inversores, emprendedores, autoridades, organismos internacionales, academia).

El desafío se planteó al momento de definir la metodología e indicadores para monitorear el impacto de sus inversiones y generar aprendizajes, dado que no hay un consenso a nivel global respecto a cuáles son las mejores herramientas para este ejercicio. Puerto Asís Investments decidió combinar herramientas ya existentes en el mercado y personalizarlas según las necesidades dentro del continuo de capital.

Dada la diversidad de estrategias de propósito se eligió enmarcar esa creación de valor dentro de los ODS porque brinda un lenguaje global y facilita el entendimiento a la hora de interactuar con diferentes sectores.

En lo que respecta al mandato de capital privado, por ejemplo, busca que las compañías en las que se invierte den cuenta de un desempeño social y ambientalmente sustentable (utilizando herramientas como Global Reporting Initiative o Sistema B, que relevan indicadores ESG). En tanto, en los mandatos de venture capital de impacto (capital de riesgo) y el de venture philanthropy (inversión por impacto), como las compañías o los proyectos nacen ya con la vocación de solucionar desde el mercado un desafío social o ambiental, Puerto Asís buscó metodologías más específicas de medición, como las métricas que ofrece el Impact Reporting and Investments Standard (IRIS) y el marco lógico dado por el Impact Management Project (IMP). Ambas constituyen hoy la base para definir el monitoreo de las iniciativas realizadas bajo estos dos mandatos.

Puerto Asís Investments manifiesta que dar cuenta de esa creación de valor no es tarea sencilla. Hoy está en pleno proceso de construcción del andamiaje para monitorearlo junto con los equipos de cada una de las compañías en las que ha hecho inversión.

APRENDIZAJES Y PERSPECTIVAS

Como plataforma de inversiones con propósito que gestiona un amplio espectro de mandatos Puerto Asís Investments comparte varios de sus aprendizajes:

  • Tener mucha flexibilidad. Cada mandato tiene sus premisas, cada estrategia de propósito su foco, cada compañía su modelo de negocios, sus etapas, sus contextos y cada equipo emprendedor sus necesidades.

  • Entender los límites de la plataforma y, dentro de ella, los de cada mandato. Qué riesgos se está dispuesto a tomar, qué expectativas de retorno financiero se tienen, qué propósito se busca.

  • Ser riguroso. Comprender que invertir en un continuo de capital demanda sostener la misma vara a la hora de evaluar cada oportunidad: el grado de innovación y transformación, el potencial de escalabilidad, el diferencial de la propuesta de valor, el perfil y trayectoria del equipo; elementos, entre otros, exigibles al seleccionar los proyectos.

  • Tener un mismo equipo de gestión para los diferentes mandatos atravesados a su vez por las distintas estrategias de propósito permite velar por su calidad en la transversalidad.

Asimismo, comparte algunas perspectivas de futuro en relación con el ecosistema de las inversiones con propósito: En este sentido, consideran que los desafíos sociales y ambientales seguirán profundizándose y los recursos para atenderlos cada vez serán más escasos por lo tanto entienden que será importante:

  • Desafiar la frontera de conocimiento y abrirse a nuevos paradigmas.

  • Incentivar a los emprendedores a explorar escenarios inéditos y desarrollar soluciones de mercado que contribuyan a resolver los retos sociales o ambientales.

  • Motivar a inversionistas con mentalidad innovadora a liderar iniciativas pioneras en el mercado, aportando capital de alto riesgo.

  • Promover la utilización de herramientas estandarizadas de medición de impacto que permitan evaluar, aprender, comparar y difundir las mejores prácticas.

  • Generar casos de éxito que se puedan escalar, de manera que no quede esta perspectiva de impacto circunscrita a un nicho específico.

  • Entramar ecosistemas que interpelen nuevas lógicas para abordar el desarrollo de las personas, de las comunidades y la sostenibilidad de nuestro planeta.


Regístrate para recibir el informe completo y los casos estudiados.